Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

El “cerebro” de las PC, una pieza indispensable

Desde el usuario más nuevo hasta los expertos en tecnología, reconocen que el procesador es la parte esencial de un computador, la pieza indispensable para su funcionamiento.

Si nos vamos a la definición teórica, un procesador o CPU (Central Processing Unit, por sus siglas en inglés) es la unidad de procesamiento que se encarga de interpretar las instrucciones de un hardware haciendo uso de distintas operaciones aritméticas y matemáticas.

En el mercado existen diversas opciones de procesadores: los más modernos que se diseñan para el gaming, o los creados para otros usos cotidianos, como trabajos de oficina, edición de imágenes y videos, etc.

El “cerebro” que controla el sistema operativo tiene algunas características que lo distinguen:

  • Frecuencia de reloj: se mide en megahercios (Mhz) o gigahercios (Ghz), y se refiere a la potencia de la CPU. Hay una frecuencia tipo, que se emplea para las tareas básicas; y otra turbo, que se pone en práctica en la actividades más demandantes.
  • Consumo energético: se mide en vatios (W) y el consumo será mayor en función de la gama del procesador.
  • Núcleos: actualmente existen modelos que van desde dos núcleos hasta un total de 16. Mientras más núcleos tenga el procesador, esto permitirá hacer un mayor número de tareas simultáneamente sin que el rendimiento se vea afectado.
  • Hilos: intervienen en procesos que requieren una gran exigencia, y al igual que los núcleos, a mayor número de hilos, mejor será el rendimiento del computador. Esta tecnología se conoce como “hyper-threading”, un término que creó Intel, pero que en la actualidad se usa indistintamente para cualquier marca.
  • Zócalo: Es el conector con pines mediante el cual se conecta la placa base, de modo que al comprar un procesador es muy importante tener en cuenta que sea compatible con la tarjeta madre.
  • Memoria caché: es una memoria de acceso rápido que actúa de forma auxiliar. Actúa a mayor velocidad que la memoria principal del CPU y supone un ahorro de tiempo y de recursos.

De acuerdo con su funcionamiento, existen cinco categorías de procesadores:

  • CISC: realiza tareas como cargar, descargar, recuperar datos y hacer cálculos matemáticos complejos. Su diseño busca reducir el costo de memoria con la aplicación de una disminución del número de instrucciones e integración de operaciones diversas en una sola instrucción.
  • RISC: diseñado para disminuir el tiempo de ejecución a partir de la simplificación del conjunto de instrucciones. Se fabrican para que el procesador haga pequeñas tareas en un comando particular. Así logra completar la mayoría de los comandos en menos tiempo.
  • Superscalar: se caracteriza por copiar el hardware en el microprocesador para ejecutar muchas tareas simultáneamente. Son ideales para la ejecución de operaciones aritméticas y otros multiplicadores.
  • ASIC: es empleado para tareas específicas. Tiene un procesador de 32-bit, Flash, bloques de memoria RAM, ROM, EEPROM y otros módulos.
  • DSP: es el elegido para la codificación y decodificación de videos, también para convertir videos digitales a analógicos y viceversa. Sus chips son usados en radares, móviles, televisores, etc.

Con información de: https://www.internetizado.com/tipos-de-procesadores

Para conocer más de nuestros productos, visita: https://store.intcomex.com/Products/ByCategory/cco.cpu?r=true

AUTOR:
JOSÉ MANUEL VALLADARES
PR Executive
[email protected]